ClimaLocales

Semana de Preparación para Huracanes

Conozca Su Riesgo: Agua y Viento

Nota de Prensa.

Estamos en la semana de preparacion para Huracanes. El Servicio Nacional de Meteorología nos brinda la siguiente información.

Averigüe hoy qué tipos de peligros del agua o viento podrían ocurrir donde reside. Los huracanes no son solo un problema costero. Los impactos del viento y el agua se pueden sentir a cientos de millas tierra adentro, e impactos significativos pueden ocurrir independientemente de la fuerza de la tormenta. Conozca si reside en un área propensa a inundaciones o en una zona de evacuación, e identifique las vulnerabilidades estructurales de su residencia. 

Considere sus amenazas.
Si bien los huracanes representan la mayor amenaza para la vida y la propiedad, las tormentas tropicales y las depresiones tropicales también pueden ser devastadoras. Los peligros principales de los ciclones tropicales (los cuales incluyen depresiones tropicales, tormentas tropicales, y huracanes) son las inundaciones por las marejadas ciclónicas, inundaciones tierra adentro por las lluvias torrenciales, vientos destructivos, tornados, alto oleaje, y peligrosas corrientes marinas.

  • La marejada ciclónica es agua que es empujada hacia la costa por los vientos que giran alrededor de la tormenta, e históricamente ha causado la mayor pérdida de vidas en los huracanes. Este aumento en el nivel del agua puede causar inundaciones severas en las áreas costeras, pudiendo sumergir áreas enteras, causar daños estructurales a los edificios y arrasar carreteras. La marejada ciclónica puede viajar varias millas tierra adentro, especialmente a través de bahías, ríos y estuarios.
  • Las inundaciones causadas por las cantidades extremas de lluvia que puede traer un huracán también han demostrado ser muy mortales, tanto a largo plazo como durante periodos de tiempo muy cortos en el caso de inundaciones repentinas. Las residencias y los negocios podrían inundarse, y las carreteras inundadas podrían dificultar los planes de viajes y las evacuaciones, además de ser un peligro potencialmente mortal para quienes van en vehículos o a pie. Las aguas de inundación también pueden contener bacterias dañinas, productos químicos, vida silvestre y otros objetos peligrosos. Las lluvias extremas de los huracanes pueden incluso inundar áreas que normalmente no son propensas a inundaciones. Las inundaciones pueden ocurrir cientos de millas tierra adentro y pueden persistir durante varios días tras el paso de una tormenta.
  • Los vientos con fuerza de huracán pueden causar daños a residencias y otros edificios, que pueden ser desde moderados a catastróficos, dependiendo tanto de la velocidad del viento como de la integridad estructural. Los daños causados ​​por el viento pueden provocar apagones eléctricos y cortes de comunicación a gran escala, así como arrancar árboles y hacer que las carreteras queden intransitables debido a los escombros. Los letreros/señales en las carreteras, material de tejados, y otros objetos al exterior pueden convertirse en proyectiles voladores durante los huracanes. Las casas móviles son especialmente vulnerables a los daños causados ​​por el viento.
  • Los huracanes y las tormentas tropicales también pueden producir tornados. Estos tornados ocurren con mayor frecuencia en tormentas eléctricas asociadas a bandas de lluvia lejos del centro del huracán; sin embargo, también pueden ocurrir cerca de la pared del ojo.
  • Las olas de tormentas distantes pueden producir corrientes marinas mortales y fuerte oleaje en playas lejanas. El que haya buenas condiciones del tiempo en la playa NO significa que el océano sea seguro. Incluso las tormentas a más de 1,000 millas de distancia pueden causar impactos.
     

Determine si reside en un área propensa a inundaciones.
Cualquier persona que resida en un área propensa a inundaciones es especialmente vulnerable a los impactos de los huracanes. Averigüe hoy el riesgo de inundación de su área y planifique apropiadamente. El no residir en una zona de inundación, no necesariamente significa que esté a salvo – la lluvia extrema de los huracanes puede provocar inundaciones incluso en áreas que no son propensas a inundaciones.


Determine si reside en una zona de evacuación.
Determine si reside en una zona de evacuación por marejada ciclónica. Esto le puede proveer mayor información sobre su vulnerabilidad a las marejadas ciclónicas y será imperativo cuando llegue el momento de desarrollar un plan de evacuación.


Identifique los riesgos estructurales de su residencia.
Determine si su residencia tiene alguna vulnerabilidad que podría resultar mortal en caso de un huracán. ¿Sus puertas exteriores y puertas de garaje están a prueba de huracanes? ¿Tiene persianas de protección contra tormentas? Algunos aspectos de su residencia pueden ser fortalecidos para ayudar a aguantar los impactos de los huracanes, mientras que otros no. Las casas móviles/rodantes son especialmente vulnerables a los vientos huracanados, y los sótanos son especialmente vulnerables a las marejadas ciclónicas y las inundaciones.

Related posts

Primera muerte por el virus del Nilo Occidental en el condado de Cumberland NC

Fanny Vera

Comunidades locales recibirán $ 5 millones para proyectos de parques y recreación

Fanny Vera

Celebre de forma segura este 4 de Julio

Fanny Vera